HISTORIA DE NUESTRA ESCUELA ACTIVA

La escuela nace como un proyecto de vida de la maestra Violeta Selem Shames. Normalista y pedagoga, no encontraba una escuela para sus hijos que respondiera a la visión que ella tenía de lo que debería ser la educación primaria. Ante su insatisfacción; Enrique, su esposo, le pregunta ¿ y por qué no pones tu una escuela a la que te gustaría que fueran nuestros hijos?. La pregunta-semilla cayó en tierra fértil y la maestra Violeta se dio a la tarea de fundar la primera Escuela Activa. Escuela Activa así, sin más nombre; su esencia es su nombre. Inspirada en las experiencias que Patricio Redondo había llevado a cabo aplicando las técnicas Freinet en una escuelita ubicada en San Andrés Tuxtla, en el estado de Veracruz, la Escuela Activa asume el eclecticismo y se nutre de todo lo mejor que la maestra Violeta y su comunidad educativa van encontrando en el ámbito de la Educación Básica.

 

 

En el 7º año de vida de la escuela, cuando su hija mayor sale con la primera generación, Enrique Vázquez Herrera se incorpora  a colaborar en el proyecto  consecuencia de una pregunta aparentemente  inocente, que se convirtió en el reto que dio como resultado la creación de la escuela que en este 2013 cumple 50 años. Enrique y Violeta (siempre los han nombrado en ese orden) resultaron ser el binomio generador de energía, talento y visión compartida de lo que ha sido la Escuela Activa.



Dotada de una gran intuición matemática que la fue llevando a estudiar todo lo que fuera novedoso en este campo aplicado a la educación de los niños, Violeta fue pionera en introducir el uso de las regletas de Cuisiniere en la escuela. Su genio e ingenio lograba que a los niños les encantara la clase de matemáticas; aprendían con asombrosa rapidez y entusiasmo; ganaban concursos, algunos participaron en la Olimpiada Mundial de las Matemáticas y varios exalumnos son doctores en matemáticas.

 

 

La eterna preocupación por tener siempre personal calificado que se identifique con la esencia de la Escuela Activa sigue vigente. Los retos, logros,  fracasos  y grandes satisfacciones conforman la dinámica de la Escuela. Perdimos a Enrique y ese ha sido un duro golpe del que con gran esfuerzo y dolor nos estamos recuperando. Nuestros niños continúan ganando premios. Dania, primer lugar en la Olimpiada del Conocimiento que organiza la SEP en el ciclo escolar 2011- 2012. En este ciclo escolar 2012-2013 celebramos con orgullo y satisfacción  medio siglo de de vida de la Escuela, ahora en manos de los hijos de Enrique y Violeta quienes la estrenaron. La semilla germina en cada nuevo ciclo escolar y germina bien porque está regada con sabiduría y amor.

Lee lo que Elena Poniatowska escribió sobre la Escuela Activa
Lee el libro "Escuela Activa: por qué", de Enrique Vázquez Herrera